noviembre 17, 2019
  • noviembre 17, 2019
Lo Último

El teatro San Martín mostró sus renovadas instalaciones

By on mayo 29, 2017 0 76 Views
El Teatro San Martín, que este jueves cumple 57 años, abrió esta tarde sus puertas para que la prensa recorriera las instalaciones y pudiera ver el resultado de los trabajos de puesta en valor y modernización del complejo comenzados en 2012, que permitirán reabrir el recinto al público el miércoles próximo, luego de 18 meses en que permaneció cerrado.

La fiesta de reapertura del espacio, que iba a realizarse al aire libre, con un espectáculo de 300 artistas dirigidos por Pichón Baldinu sobre un escenario montado en la avenida Corrientes, se reprogramó para el sábado a las 18, debido a las malas condiciones meteorológicas, mientras que las funciones comenzarán el miércoles 31, con el estreno de «La farsa de los ausentes», a partir de «El desierto entra en la ciudad», de Roberto Arlt, con versión y dirección de Pompeyo Audivert.

Sillones impecables aún cubiertos por sus fundas de nylon transparente, mullidas alfombras enrolladas listas para recibir espectadores y ese olor característico de las mudanzas, una mezcla entre el aroma de lo antiguo y lo inédito se percibía hoy en el teatro reacondicionado a través de obras que se desarrollaron respetando la estética original del San Martín.

“El edificio manda, siempre tuvimos esa premisa, el desafío fue dotar de tecnología del siglo 21 a una construcción anterior, renovar un sistema pero respetando la belleza de las marcas del tiempo”, explicó Sonia Terreno, arquitecta directora de la obra y también del Plan de Restauración del Teatro Colón, quien acompañó la visita de los periodistas, junto a Jorge Telerman, director general del Complejo Teatral y Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

El mismo equipo interdisciplinario de especialistas que trabajó en el máximo coliseo argentino realizó los trabajos de recuperación mediante estudios de cateo, pruebas fotográficas y un relevamiento documental para dar cuenta de la disposición inicial del mobiliario, materiales y texturas.

La recorrida por las salas Cascauberta, la misteriosa Cunil Cabanellas y la Martín Coronado, las escaleras, pasillos y camarines reveló un proceso de renovación respetuoso de los códigos de colores de la época y la integridad de los pisos, conservando y resaltando el espíritu modernista ideado por los arquitectos que lo diseñaron y construyeron, Mario Roberto Álvarez y Macedonio Ruiz.

El mármol botticino y las antiguas venecitas, la “piel” del teatro, fueron recuperadas de modo casi artesanal, y junto con elementos de época recuperados, conviven con innovaciones como: una red para interconectar las salas gracias a la fibra óptica, un sistema de comunicación llamado “interfón”, que informa a los artistas y técnicos sobre las salidas a escena y las diferentes instancias de los espectáculos, consolas de luces renovadas y correcciones acústicas realizadas en las salas.

La seguridad fue un tema vital en las mejoras edilicias que incluyen: sistemas para la detección temprana de incendios, vidrios cortafuegos, telas ignífugas en las butacas y presurización de las escaleras; se renovaron también las consolas de luces y se realizaron correcciones acústicas.

Los 36 camarines del San Martín fueron completamente renovados, con luces dotadas de la temperatura adecuada para el maquillaje y duchas con agua caliente, menos el que perteneció a Alfredo Alcón que permanece intacto como homenaje al actor fallecido en 2014, al tiempo que se respetó el color beige neutro para las paredes que en poco tiempo comenzarán a recibir fotos y recuerdos de los artistas.

«La farsa de los ausentes» inaugura la temporada de funciones el miércoles, sobre el texto de Arlt, escritor protagonista del eje temático de la nueva programación, con Daniel Fanego, Roberto Carnaghi y Juan Palomino en los roles principales.

«Párias», versión libre de «Platónov» de Antón Chéjov, con dramaturgia de Juan Ignacio Fernández y Guillermo Cacace, a cargo también de la dirección ocupará desde junio el escenario de la Sala Casacuberta, con capacidad para 600 espectadores.

«Umbrío», del catalán Josep María Miró, protagonizada por Eleonora Wexler y Alejandro Paker, dirigidos por Luciano Suardi se estrenará también el mes próximo, en la Sala Cunill Cabanellas.

Close