El Pro gano con récord en la Ciudad

La elección de Vamos Juntos fue la mejor de medio término para el macrismo.

Ahora con Lousteau tercero, la reelección del jefe de Gobierno toma fuerza.

El jefe de Gobierno porteño, dijo:

Pueden hacerse muchas comparaciones estadísticas para ponderar el triunfazo de Elisa Carrió en la Ciudad.

Cambiemos con el 49 y monedas quedo como cabeza de lista de Vamos Juntos fue, por lejos, su mejor resultado en el, en su décima presentación en una competencia porteña.

Por otro lado batió, por lejos, el récord anterior del macrismo para una legislativa de medio término: los 39,26 puntos de Michetti-Santilli en 2013.

Desde la vuelta de la democracia, sólo “Chacho” Alvarez sacó mayor porcentaje en un comicio similar en la Capital; fue para diputados en 1997, cuando superó el 56%.

La chaqueña quedó este domingo en el tope de los más votados, con los puntanos, los entrerrianos y los pampeanos.

La elección de Lilita sólo quedaba algo menguada por los batacazos que dio Cambiemos en otras provincias con pronóstico reservado.

Mirando la otra Buenos Aires.

“Las dos ganadoras de esta elección son (María Eugenia) Vidal y Lilita (por Carrió).

Son dos tanques, las tenés que ver en conferencia de prensa o lo que fueron en el programa de Susana, analizaban exultantes en el entorno de la líder de la Coalición Cívica.

En tanto, Horacio Rodríguez Larreta, no sólo revalidó con su aliada títulos en el distrito, sino que la jugada de poner a Carrió le permitió taponar a Martín Lousteau, su enemigo político pensando en 2019.

El triunfo de Cambiemos en casi todo el país traía en estas horas tranquilidad a ese funcionario.

Elisa Carrió con amigas esperando el resultado de las Paso, el domingo a la tarde.

El razonamiento igual sigue vigente: así como Carrió hizo valer su peso como socia vip en el cierre de listas, ahora se espera que tome impulso para volver a la carga con algunas de sus cruzadas incómodas para el oficialismo.

Por caso, contra el titular de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti. ¿Habrá que esperar hasta después de octubre?

“Lo más importante ahora es no aflojar, no perder votos.

Y ella no va a bajar los brazos”, seguían en clave electoral cerca de Carrió.

La idea, a priori, es que la diputada continúe sumando millas en la campaña en otros distritos clave, como Buenos Aires, Santa Fe y Chaco, donde la Coalición Cívica juega algunos nombres.

¿Y para el resto de los candidatos y fuerzas de la Ciudad? ¿Qué mensaje dejó la elección?

Para el kirchnerismo y su referente electoral histórico Daniel Filmus, el balance podría ser dual.

Por un lado, se quedaron con el segundo puesto y, entre las tres listas internas, llegaban a poco más de 20 puntos.

No parece tan mal. Para el ex ministro, el caso es de diván: perdió por octava vez consecutiva en el distrito.

Cuatro para jefe de Gobierno, tres para senadores, una para diputados.

En octubre, viene la novena.

Ayer, de todos modos, peor fue lo de Martín Lousteau.

El economista que casi desbanca al PRO en el balotaje de 2015, quedó tercero y relegado.

Sacó cuatro puntos menos que en la primaria de hace dos años y cerca de 12 menos que en la primera vuelta.

Si cuando rompió con el oficialismo, que se negó a darle la interna local de Cambiemos, imaginó este comicio como un paso necesario para ser competitivo en 2019, hoy debe estar repensando aquel cálculo.

Con el predominio de Cambiemos, más estos dos pedazos que se llevan el PJ-kirchnerista y un sector del progresismo con radicalismo, lo que quedó para el resto fue poco y nada.

Sergio Massa, esta vez con Matías Tombolini a la cabeza, sufrió otra dura derrota en el distrito. Consuelo: con el 0,91%, lo de Guillermo Nielsen para jefe de Gobierno porteño había sido más malo todavía.

Este domingo, Tombolini, nuevo candidato, cayó en el viejo conformismo.

Valoró el hecho de pasar el piso de las primarias (1,5%) y confesó, horas antes de que se conocieran los resultados, que “con 3 ó 4 puntos estamos hechos”.

El candidato de Massa quedó así mezclado con dos referencias de izquierda: el FIT de Marcelo Ramal y Autodeterminación y Libertad de Luis Zamora.

Los demás, 10 partidos y alianzas, no pasaban ni el filtro legal para llegar a octubre.