La Ciudad recortara achicando Ministerios en el 2018

El Gobierno busca ponerse a tono con el mandato de austeridad que viene desde la Casa Rosada, y de paso hacerle un renovado guiño al Presidente, luego de rumores que hablaban de discrepancias y algún cortocircuito entre ambos.

Con el objetivo, y a través de dos de sus funcionarios de mayor confianza, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , anunció ayer un recorte en el gasto político de su gestión, con la reducción de 120 cargos jerárquicos, reestructuración de distintos organismos y una estrategia de convergencia salarial que permitirá, en conjunto, un ahorro de $ 1000 millones hasta el fin de su mandato, en diciembre de 2019.

El recorte, va a permitir hacer más obras que mejoren la calidad de vida de los vecinos, sin afectar de ninguna manera el plan de gobierno que nos hemos trazado, afirmó el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, quien junto al ministro de Hacienda, Martín Mura, se encargó del anuncio oficial.

Gran parte del ahorro es por reducción de cargos políticos, y esta reducción de estructuras la logramos llevar adelante unificando funciones y reagrupando competencias, agregó Mura.

En lo que hace a la convergencia salarial, se estableció que habrá un tope para el sueldo de los directores, síndicos, personal jerárquico de las sociedades anónimas y sociedades del Estado, entes autárquicos y descentralizados.

En ningún caso los salarios podrán ser más elevados que los de sus superiores en el Poder Ejecutivo.

Según publicó la nacion la semana pasada, el jefe de gobierno porteño decidió bajar el perfil y concentrarse en la gestión porteña, luego de que algunos medios dieron cuenta de algún enojo por parte del Presidente con sus actividades políticas más allá de las fronteras de Pro y de Cambiemos.

Cerca de Rodríguez Larreta y también en la Casa Rosada negaron en las últimas horas la existencia de algún cortocircuito, más allá de alguna discusión pública que los encontró con diferencias de criterios, como la respuesta frente a las manifestaciones de protesta callejera y la aplicación del protocolo antipiquetes.