Un auto termino adentro de una casa en Mataderos

Un caso típico de las Fiestas, un conductor borracho terminó incrustado en la cocina de una casa en el barrio de Mataderos.

Un poco de suerte tuvieron los habitantes de la casa, ya que llegaron tarde esa noche a su casa de Mataderos.

Y antes de irse a dormir, se sentaron a tomar un café en el comedor del domicilio ubicado en la esquina Albariño y Emilio Castro.

Estuvieron hablaron un rato, y a la 1:30 cuando apagaron la luz y se fueron a dormir, una hora más tarde escucharon un fuerte estruendo que los despertó.

Ante la situación de no entender bien que había pasado, Liliana se levantó primero, corrió hasta la ventana del dormitorio, ubicado en el primer piso, y comprendió el origen de la explosión: un auto se accidentó en la calle y fue tan grande el impacto que terminó ingresando al mismo ambiente de su casa donde hacía pocos minutos había estado conversando con su marido. Se salvaron de milagro.

La Crónica Policial:

Un automóvil de marca Renault Sandero que circulaba a gran velocidad por la calle Emilio Castro se accidentó y terminó impactando con un domicilio.

El golpe fue tan impactante, que derribó la pared y terminó incrustado en la cocina-comedor del domicilio.

Los dos ocupantes del automóvil fueron trasladados al Hospital Santojanni luego de que los Bomberos lograran cortar los fierros en los que habían quedado atrapados.

El conductor tiene una pierna comprometida.

“A las 2:30 escuché el estruendo y cuando bajé había mucho humo. Atiné a sacar a mi señora de la casa y a cortar el gas.

Ahora lo que necesito es que venga el gobierno de la Ciudad a cerrarme la pared, a apuntalarla.

Quiero dormir tranquilo esta noche”, aseguró Sergio, aun conmocionado por el sobresalto que vivió durante la madrugada.

Liliana, su mujer, aseguró que fue de tal magnitud la explosión que en un momento pensó que había sido detonada una bomba en el piso inferior de su casa.

“Mi marido se quiso quedar en el living con la computadora, pero lo apuré y le dije que la apague; no sé qué hubiera pasado si estaba ahí en el momento del accidente”, relató.

Los testigos coincidieron en que el automóvil se trasladaba a altísima velocidad y que el conductor parecía alcoholizado, sin embargo hasta ahora no trascendió el resultado del examen de alcoholemia.