Consejos para el buen uso de la Pirotecnia en Año Nuevo

Aunque lo recomendable por el daño que le hacen a las mascotas, chicos con Autismo, ancianos y personas con algún tipo de enfermedad, es no usar pirotecnia, te dejamos unos consejos para quienes las usen.

Las estadísticas muestran que el 70% de las lesiones producidas en las festividades se debe al mal empleo de las mismas.

Su utilización siempre incluye un riesgo de accidentes, pero, si se decide implementarla, debe ser manejada únicamente por adultos con protección ocular y ropa no inflamable.

La pirotecnia debe estar autorizada por el RENAR, debe manejarse en lugares abiertos, lejos de edificios, y no guardarla en los bolsillos ni arrojarla contra muros, cajas de luz o de gas.

Debe mantenerse en el piso, nunca en las manos ni dentro de botellas o latas.

Cuando un producto no explota, no debe tocarse aunque la mecha parezca apagada.

Hay que apagarlo con abundante agua y mantener distancia.

No dejar los artículos al sol o próximo a fuentes de calor.

Las lesiones son en general leves, pero también pueden producir traumatismos severos.

Si se produjera un accidente debemos tener en cuenta lo siguiente:

-Concurrir al centro médico más cercano o llamar al SAME (en nuestra Comuna podés acudir al Hospital Oftalmológico Lagleyze en Av. Juan B. Justo 4151).

-Lavar la zona lesionada con agua fría o helada, esto disminuye el dolor.

-No colocar cremas ni pomadas.

-Si se prende la ropa se debe sofocar el fuego envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo.

Nunca debe caminar y menos correr.

¡Disfrutemos de las fiestas con responsabilidad!