Villa del Parque: Por un milagro no hubo un accidente

La barrera de nogoya cercana a la construcción del Túnel de Nazca, tuvo un episodio en el día de hoy que de milagro no termino en desgracia.

Los vecinos se preguntan, habiendo tantas obras alrededor, ¿que cuesta poner un agente de transito para avisar si viene un tren?..¿ o esperan una tragedia para hacerlo?

La noticia llego mediante una vecina registró el incidente desde su departamento cercano al lugar.

Como se puede apreciar en la foto, un colectivo de la línea 47 frenó a escasos metros de una formación que estaba pasando, y el chofer del micro llegó a advertirlo gracias a los bocinazos de la formación ferroviaria.

Los automovilistas y transeúntes al estar siempre confiados que el tren no pasa y suelen no prestan atención al estado de la barrera (esté alta o baja) porque creen que funciona mal, y nadie controla para evitar un posible accidente.

En realidad las barreras andan bien, no están cumpliendo su función: al ser automáticas quedan bajas permanentemente porque la locomotora que debe engancharse con la formación que parte de la estación “Villa del Parque” hace maniobras a escasos metros y la mantiene baja casi permanentemente.

Para que ello no ocurra, algunos improvisados no encontraron mejor solución que ponerles palos para que no se cierren, de esta manera evitan que se congestione el tránsito

El problema es que si el tren pasa, la barrera no puede bajar.

Hasta el.momento, había sucedido en horas de la noche pero hoy una vecina registró el evento cerca del mediodía.

En el cruce de la Barrera de Nogoya, no hay personal guardabarreras ni banderilleros.

Tengan cuidado al cruzar esa barrera, porque nadie cuida por las vidas de nadie y hoy en día es un cruce mortal.