Historia de Vida: De docente a empresaria exitosa

María Sonia Mochon es Socia Gerente de Vidrial, una empresa que nació hace seis años, presente en 17 provincias y con planes de iniciar exportaciones en la región.

“Me incorporé al mundo empresario por necesidad durante la crisis del 2001”, detalla y cuenta que le dijeron: “Acá tenés el escritorio, la computadora, ahora hay que salir adelante”.

Buenos Aires, 7 de marzo de 2018.- María Sonia Mochon era profesora de comunicación en un colegio secundario de San Miguel de Tucumán cuando tuvo que dejar su trabajo para ayudar a su marido a sacar su empresa constructora adelante.

Hoy es Socia Gerente de su propia compañía, Vidrial, una procesadora de vidrio que creó junto a su familia en 2012.

De izq. a der.: Cecilia Schaefer, representante de Garantizar en Tucumán, María Sonia Mochon, Antonio Aviles, socio en Vidrial, y Carlos Pirovano, director de Garantizar, en la inauguración de la ampliación de la planta de Vidrial en Tucumán.

“Vidrial es la continuidad de una actividad que ya veníamos ejerciendo con mi marido.

El desarrollo de la empresa como una planta procesadora de vidrio fue porque vimos que era una actividad que de Córdoba hacia el norte del país no se desarrollaba.

Trabajábamos como carpinteros de aluminio y montábamos vidriados, pero teníamos muchas demoras con los proveedores y complicaciones para realizar los montajes. Por ello pensamos en iniciar esta nueva compañía que comprende el negocio de carpintería y montaje, pero con un valor agregado que eleva nuestra oferta y reduce ampliamente los costos”, explicó Sonia.

En los últimos años la empresa logró crecer tras varias inversiones financiadas por del mercado bancario, donde Garantizar avaló  $12.000.000 del total recibido.

“Garantizar nos acompañó con inversiones para adquirir nueva tecnología, desarrollar nuevas unidades de negocio y continuar parte de una ampliación que habíamos iniciado en 2012, necesaria para llevar la compañía a otra escala de competencia”, sostuvo la CEO de Vidrial.

Luego de 15 años como profesora de comunicación en el colegio Guillermina Lestón de Guzmán, Sonia renunció y comenzó a colaborar en la empresa familiar como asesora externa en desarrollo de imagen corporativa.

Pero al poco tiempo, la crisis del 2001 la llevó a sentarse en un escritorio para ayudar a su marido a sacar la empresa adelante. “Me incorporé a la constructora de mi marido a principios de 2002.

Me dijeron ‘acá tenés el escritorio, la computadora, ahora hay que salir adelante’.

Tuve que empezar a interiorizarme sobre la organización y los procesos de trabajo.

Empecé a involucrarme en la parte administrativa y tuve que capacitarme.

Pasé a formar parte de un equipo que, a pesar de la crisis, se propuso mantener la empresa”, dijo.

En la actualidad, Sonia no sólo maneja Vidrial junto a su marido sino que tiene una amplia participación en cámaras empresarias, como la Federación Económica de Tucumán, donde es miembro de la Comisión Directiva y es parte de la Comisión de Mujeres, y es fundadora de la Cámara de Empresarios de Parques Industriales de Tucumán.

Además, trabaja junto a un grupo de mujeres empresarias exportadoras que busca potenciar la inclusión del género femenino como una pieza fundamental para el desarrollo del empresariado local hacia el mundo. “Somos un grupo de empresarias de todo el país, que participamos en diversas asociaciones y cámaras.

Organizamos acciones para compartir experiencias y funcionamos como una organización que busca fomentar la participación de las mujeres en puestos gerenciales y de decisión”, detalló.

En este sentido, la empresaria se explayó sobre la participación de la mujer en el sector gremial- empresario: “A nivel de cámaras empresarias todavía somos muy pocas.

Mi invitación siempre es que la mujer debe ser parte de estas organizaciones político-empresariales y aunque estamos ganando nuestro espacio, a veces sentimos que debemos capacitarnos más para afrontar ciertos desafíos o integrarnos al mundo de los negocios. Creo que las mujeres tenemos que ser protagonistas en el ámbito empresarial”.

Acerca de Vidrial:

Vidrial nació en 2012 con la misión de ofrecer las mejores opciones en vidrios en todo el Norte argentino.

La planta de procesamiento cuenta con tecnología de última generación para templado de vidrios de baja emisividad y fabricación de unidades de doble acristalamiento (DVH), entre otros tipos de productos.

Además, Vidrial forma parte de un grupo empresarial con amplia trayectoria en la industria de la construcción, cerramientos de aluminio y frentes vidriados.

En los últimos años, la firma ha ejecutado obras para proyectos de gran notoriedad en las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Córdoba, San Luis, La Rioja, Formosa, Rosario, Buenos Aires y en el exterior del país.

Acerca de Garantizar:

Garantizar es la Sociedad de Garantía Recíproca de mayor envergadura a nivel nacional, ya que concentra el 40% del mercado en garantías vigentes y el 71% de las Pymes del sistema, así como también es la única empresa del sector presente en todo el país, con 29 sucursales o puntos de atención pyme.

Con 20 años de experiencia en el financiamiento de Pymes, Garantizar cuenta con un fondo de riesgo de $6000 millones destinados a garantizar créditos accesibles para pequeñas y medianas empresas que buscan optimizar su producción.