Se celebro el Día internacional del Reciclado

Con la consigna limpiamos y hacemos deportes para promover el reciclaje, el pasado sábado 19, las organizaciones ambientales ¡Vamos A Hacerlo, Argentina! , Zapatillas Verdes y GEA Sustentable, organizaron una jornada de limpieza que partió de Vicente López y terminó en San Isidro, a la cual asistieron muchos vecinos de la Ciudad.

Los recorridos incluyeron 4K y 2K para que todos interesados pudieran participar  de los de recorridos.

El punto Plogging 4K: tuvo como partida Pacheco y el río, en Martínez, a las 09:00 hrs, desde ese lugar se corrió a una paso medio ya que el objetivo era  levantar la mayor cantidad de basura.

El punto Plogging 2K: tuvo como lugar de encuentro Perú y Sebastián Elcano, en Acassuso desde donde se partió caminando.

El recorrido finalizó en la Estación de Trenes de la Costa de San Isidro R donde los participantes se sumaron a la segunda parte del evento, el EcoPunto.

La jornada de la que participaron vecinos de distintas localidades, tuvo como resultado la recuperación de 145 kg de basura, 90 kg de plástico, 15 kg de vidrio y 40kg de material no reciclable.

Organizaciones involucradas

¡Vamos A Hacerlo, Argentina!, es un movimiento cívico, que trabaja para eliminar basurales ilegales por medio de jornadas de capacitación y limpieza masiva, concientizando a la población sobre la adecuada gestión de los residuos sólidos.

Zapatillas Verdes, es un proyecto de comunicación ambiental, que siembra conciencia entre los corredores haciendo hincapié en el cambio de hábitos en relación a la generación de residuos.

GEA Sustentable, es una empresa B que trabaja para contribuir con el cuidado del medio ambiente ofreciendo servicios de gestión, recolección y tratamiento de residuos reciclables con el objetivo de reducir la basura enviada a entierro.

Qué es Reciclar:

Reciclar es someter un material usado o un desperdicio a un proceso en el cual se recupera, total o parcialmente, la materia prima o los componentes que fueron utilizados para su elaboración, de modo que puedan volver a ser aprovechados.

En este sentido, reciclar supone el aprovechamiento de los desechos que producimos, bien para reutilizarlos, bien para transformarlos en nuevos productos, o bien para darles un nuevo uso, diferente de aquel para el cual fueron concebidos.

Como tal, reciclar es una alternativa sustentable al consumismo, pues evita la extracción de nueva materia prima y reduce el uso de energía para la producción de nuevos productos, todo lo cual trae como consecuencia una disminución de la contaminación generada por el ser humano.

Así, reciclar es una manera de contribuir con el medio ambiente.

No obstante, reciclar no supone un proceso sencillo, sino que consta de varias etapas en una cadena que va desde la recolección de los desechos y su trasporte, hasta las plantas donde estos son clasificados y su reciclaje final.

Una forma de colaborar con el reciclaje es realizar en el propio hogar la separación de los desechos para luego colocarlos en los contenedores dispuestos para tal fin, e identificados y diferenciados según el tipo de desechos que reciban.

Algunos de los materiales que podemos reciclar son vidrio, papel, metal, plástico, telas y algunos componentes electrónicos.

Reciclar, por otro lado, también supone dar información a profesionales y técnicos, bien para que amplíen y actualicen sus conocimientos, o bien para formarlos para desempeñarse en especialidades distintas a las suyas.

Reducir, reutilizar y reciclar

Como reducir, reutilizar y reciclar se conoce una estrategia de tratamiento para los desechos cuya finalidad principal es la disminución de la producción de residuos a partir de hábitos de consumo responsable.

Como tal, se desarrolla en tres etapas que consisten en:

1) reducir la producción de objetos que, después de ser utilizados, deban ser desechados.

2) reutilizar los productos de modo que puedan aprovecharse para su mismo fin o uno diferente.

3) reciclar los residuos para ser empleados nuevamente para la elaboración de nuevos productos, también se le conoce como la regla de las 3R.