Papelón en Parque Patricios, la cancha un desastre

La selección primero quiso hacerlo en River Plate, pero se negaron porque resembrado del pasto, luego le pidieron a Velez, y tqmbien se nego por el mismo tema, y de ultima cayeron casi sin tiempo en Huracan, que lamentablemente el campo de juego fue un desastre y se llevo varios jugadores con molestias.

La practica a puertas abiertas quedó envuelta en la polémica: pozos, pasto desparejo y arreglos con arena

Marcos Acuña pisó en una zona desnivelada y dejó la práctica por un dolor en la rodilla, por qué no se usó la cancha de Vélez.

La Selección empieza a despedirse del país antes de partir hacia Rusia para disputar el Mundial.

Y en ese contexto, este domingo por la mañana llevó adelante un entrenamiento en el estadio de Huracán, en el que la intención fue acercar al equipo al público.

Sin embargo, la iniciativa terminó envuelta en la polémica, el estado del campo de juego en el que se hizo la práctica estaba en pésimas condiciones: pozos, pasto seco y la superficie con bastantes irregularidades.

La idea de la AFA era que al entrenamiento pudieran ir chicos de escuelas primarias, comedores infantiles, hogares, barrios de bajos recursos y diferentes clubes deportivos.

Pero el principal foco de conflicto fue en dónde se llevaría adelante esto, dado que en primera instancia se había confirmado como sede el estadio José Amalfitani, de Vélez.

Con el paso de los días, se dio marcha atrás. Se argumentó que el estado del campo de Liniers no sería el mejor luego de que el viernes los Jaguares disputaran su partido de rugby ante los Sharks de Sudáfrica. Entonces, los dirigentes de la casa madre del fútbol argentino decidieron que se cambie el escenario y eligieron el estadio Tomás Adolfo Ducó.

Una vista aérea del campo de juego del estadio de Huracán durante el entrenamiento de la Selección argentina: pasto seco y pozos.

Una vista aérea del campo de juego del estadio de Huracán durante el entrenamiento de la Selección argentina: pasto seco y pozos.

Pero el tiro salió por la culata. El estado del césped de la cancha de Parque Patricios dejó mucho que desear en todo sentido: desde césped desparejo, hasta arreglos de último momento con arena.

Tan mal estaba el pasto que el mediocampista Marcos Acuña pisó mal en una zona desnivelada y tuvo que abandonar la práctica por una molestia en la rodilla.

Su salida fue por precaución y luego se confirmó que no sufrió una lesión grave.

Chiqui Tapia, publicó un mensaje de agradecimiento a Huracán por ceder sus instalaciones:

“Gracias por dejar que los chicos disfruten en el Palacio Ducó”. Pero, a pesar de que la iniciativa era en favor de los más chicos, la mayoría de las respuestas de los usuarios fueron cuestionamientos a la elección de un estadio en estas condiciones.

Muchos, incluso, le recriminaban que luego del partido de los Jaguares, el pasto de la cancha de Vélez se veía en mejores condiciones que el campo de juego de Huracán.

Quien opinó de la polémica, aunque sin decir una palabra, fue Marcelo Tinelli.

El excandidato a presidente de AFA retuiteó a varias cuentas que criticaban el estado del campo de juego.