Y Lama ya volvió a la C

El pasado sábado, General Lamadrid igualó 1 a 1 ante Atlas en la final del reducido de la Primera D pero, en la definición por penales, el carcelero se impuso por 4 a 2 y logró, luego de tres años, el ascenso a la Primera C.

Hace tres años, Lamadrid, descendió a la última categoría del fútbol argentino y, desde ese momento, luchó mucho por retornar a la Primera C. Luego de un gran esfuerzo, este sábado, el conjunto dirigido por Horacio Fabregat tuvo su recompensa.

“Haber entrado en la historia de este club tan lindo es algo único. La gente lo necesitaba.

Después de tantas malas, llegaron las buenas. Es una locura el reconocimiento, los llamados, las redes sociales, que te pidan fotos y autógrafos.

Estos chicos hicieron historia en esta institución”, declaró Martín Sarandeses, autor de seis de los 39 tantos que Lamadrid convirtió en el torneo.

El carcelero se reforzó para lograr este objetivo y, Facundo Viggiano una de las incorporaciones, declaró: “Llegué en enero de este año para jugar los últimos seis meses del torneo y sabía que íbamos a lograr el ascenso.

Ese era el objetivo que nos habíamos planteado y poder lograrlo es algo totalmente gratificante.”

Nicolás de Vito, volante de General Lamadrid, también brindó su punto de vista con respeto al ascenso: “Las sensaciones son increíbles, no se pueden describir. Creo que se disfruta tanto por todo lo no tan bueno que se vive en la Primera D”.

Durante esta temporada, Lamadrid cosechó 15 victorias, 9 empates y 6 caídas.

Además, convirtió 39 goles y le marcaron en 23 oportunidades. “Las claves de este ascenso fueron, en primer lugar, el gran grupo humano que había, además de las calidades futbolísticas y, también, saber reponerse de todos los golpes que hemos sufrido a lo largo del torneo”, comentó Facundo Viggiano.

“La personalidad de este equipo, nunca bajar los brazos, trabajar siempre en silencio y mejorar en todo aspecto fueron las claves de este Lama campeón.

Nos unimos como una familia y eso no se da en todos lados”, expresó Martín Sarandeses.

Por su parte, Nicolás de Vito dijo: “Como grupo todos tiramos para el mismo lado, hacia el mismo objetivo. La clave estuvo en las ganas y la concentración”.

Como consecuencia de este gran ascenso, Lamadrid jugará la próxima temporada en la Primera C. “Ahora tenemos que definir varias cosas en el club y, de ahí en más, ponernos los objetivos”, declaró de Vito.

Con respecto a la nueva etapa que atravesará el carcelero, Martín Sarandeses comentó: “La C es otra categoría en la que, como jugador, te sentís más profesional. Implica cambios el hecho de poder firmar otro contrato y tener otras comodidades.

Sabemos que no va a ser fácil pero tenemos que plantearnos como objetivo engrosar el promedio y sacar puntos.

En lo personal, ahora pienso en seguir festejando y esperar a ver que pasa con mi futuro.

La C es una categoría en la que ya jugué, aunque cambió. Se jerarquizó mucho y eso para nosotros va a ser importante.”

Por su parte, Facundo Viggiano analizó el futuro del carcelero y expresó: “ahora nos vamos a enfrentar a equipos con otros presupuestos y va a ser duro.

A futuro, primero, debemos jugar con Banfield por Copa Argentina y, después, vamos a ponernos a pensar de lleno en el próximo torneo.”

Trabajo, sacrificio y perseverancia fueron los pilares del conjunto de Devoto que cumplió su sueño y, ahora, el pueblo “C”arcelero, está de fiesta.