APYME llama a manifestarse en defensa de la democracia

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) expresa su rechazo y su preocupación ante el anuncio del presidente Macri sobre la reforma del Sistema de Defensa Nacional, que entre otros puntos permite  que las Fuerzas Armadas vuelvan a intervenir en asuntos de seguridad interior, lo cual constituye una seria amenaza a la democracia.

APYME acuerda con el pronunciamiento de los organismos de Derechos Humanos, que en forma unánime rechazaron la decisión presidencial y recordaron que la Ley de Defensa Nacional promulgada en 1988 por el presidente Alfonsín prohíbe que las FFAA intervengan seguridad interior.

Esa ley de la democracia deja sin efecto la Doctrina de la Seguridad Nacional puesta en práctica por la dictadura de 1976, que fue el fundamento represivo para facilitar la imposición del plan económico de Martínez de Hoz y sus aliados.

Actualmente una nueva alianza conservadora, ahora bajo el acuerdo con el FMI,  está reeditando esas políticas de desregulación, apertura comercial, endeudamiento externo, ajuste y desindustrialización, que beneficia a sectores financieros, agroexportadores y grandes corporaciones a expensas del tejido productivo y el trabajo nacional.

Hoy se difundieron cifras oficiales sobre el derrumbe de un 5,8 por ciento de la actividad económica, lo que afecta principalmente a las Pymes, la industria nacional, los trabajadores, los cooperativistas, la economía social  y la demanda en el mercado interno.

Resulta inaceptable que la respuesta del Gobierno a los legítimos reclamos de la población por sus derechos económicos y sociales sea  redoblar la amenaza represiva y quebrantar los principios en que se funda la recuperación democrática en nuestro país.

APYME llama a los empresarios a participar junto con todos los sectores de la población de las movilizaciones en todo el país, como la que se realizará mañana jueves 26 frente al Ministerio de Defensa.

Es fundamental decir Nunca Más a la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad interior y repudiar la reedición de un modelo económico perverso que pone en juego el bienestar, el desarrollo, la soberanía y el futuro de todos los argentinos