La Ciudad colocó u$s 345 M con bono en pesos a 5 años

En la reapertura del BCD24 consiguió $ 13.184 millones y de esta forma refinanció deuda dólares que vencía este año por títulos en pesos y extendió el plazo.

Con estos 345 millones de dólares cubre todos los vencimientos de 2019 y el 50% de las amortizaciones de 2020.

El Gobierno porteño aprovechó la “ventana” que se abrió para refinanciar deuda en dólares que vencía este año por deuda en pesos a un plazo de 5 años.

La Ciudad se animó a ser la primera en mover las fichas en medio de la normalización del mercado luego de la vorágine del 2018, y avanzó con la reapertura del bono BCD24 y obtuvo su recompensa a su coraje: consiguió 13.184 millones de pesos (unos 345 millones de dólares), con más 15.300 millones de pesos ofertados (400 millones de dólares) por un mercado ávido por papeles de deuda porteño como alternativa de inversión.

Los 13.184 millones de pesos convalidados por el Ministerio de Hacienda porteño, a cargo de Martín Mura, permiten a la Ciudad dar certidumbre hacia adelante ya que con este monto se aseguró el financiamiento de los vencimientos de deuda para 2019 y el 50% de las obligaciones previstas para 2020.

“Nos fue mucho mejor de lo que esperábamos porque es un bono en pesos a cinco años sin ajuste de capital lo que lo convertía en una operación desafiante pero nos fue muy bien”, celebró Abel Fernández Semhan, subsecretario de Finanzas de la Ciudad, en diálogo con ámbito.com.

El año pasado la corrida cambiaria frenó varias colocaciones públicas y privadas que tenían todo listo para salir al mercado. Rápidos de reflejos, en el Gobierno porteño aprovecharon la “ventana” que se abrió para refinanciar deuda en dólares que vencía este año por deuda en pesos a un plazo de 5 años.

Los nuevos bonos BCD24 pagarán BADLAR +6,528%, una tasa esperable porque era lo que se estaba negociando en el mercado secundario, lo que arrojó un precio de corte de 100,38 pesos por cada 100 de valor nominal.

“Estamos financiando amortizaciones en dólares con bonos en pesos, extendiendo plazos y cambiando mix de monedas que es el resultado más positivo”, analizó el funcionario.

Si bien a priori en el Ministerio de Hacienda porteño imaginaban que este instrumento iba a ser captado en su mayoría por el sector asegurador, lo cierto es que participó “todo” el mercado con ofertas de bancos, fondos de inversión y compañías de seguros. Justamente, desde el Gobierno porteño resaltan el acompañamiento del mercado local pero también que del total ofertado el 50% vino del exterior.

“Esto confirma dos cosas que ya son vox populi pero nosotros lo probamos en la cancha que son la reversión de flujos hacia los mercados emergentes y los resultados que están dando la política monetaria porque apostar a pesos a cinco años indica que se está viendo la baja de la inflación, cierta estabilidad cambiaria y la baja de las tasas”, analizó Fernández Semhan.

Desde hace tres años que el Ministerio de Hacienda porteño inició el camino de la pesificación de la deuda. Durante el año pasado, el perfil de deuda porteño estaba en un 50% en dólares y un 50% en pesos, pero devaluación mediante la deuda nominada en moneda dura saltó al 67%. Ahora con esta colocación en el Gobierno porteño esperan quedaron cerca del 60/40.

Con tres bonos emitidos en el mercado local BCD22, BCD24 y BCD28, el 24 es el que más liquidez tiene en el mercado por eso se decidió su reapetura.

La última emisión hecha por la Ciudad era de febrero de 2018, con lo cual completó un año de ausencia. “Si bien hubo problemas en la Argentina, la realidad es que para un colocador con la potencia de la Ciudad, cuando sale con su primera transacción siempre despierta interés, pero sorprende lo bien que nos fue porque no dejan de ser pesos a cinco años”, consignó Fernández Semhan.

Esta operación parece confirmar el apetito inversor por instrumentos en pesos ya que convalida la colocación realizada por la Nación la semana pasada.

Hay que recordar que el Ministerio de Hacienda de la Nación consiguió unos $ 15.000 millones en Boncer 2020, con una tasa del 8,78%, también en consonancia con el retorno que traía en el mercado secundario.

Con las necesidades de financiamiento ya están cubiertas por un año y medio, el Gobierno porteño tiene autorizado por la Legislatura hasta 100 millones de dólares adicionales de emisión de deuda para la obra del Viaducto, aunque por el momento en el Gobierno porteño no está prevista ninguna colocación, que de todas formas en caso de ser necesario estaría destinada a infraestructura pero no para financiamiento.