Villa Devoto Colgueti: Tres bares y un edificio colgados de la luz

Edesur detecto en uno de los barrios más caros de la ciudad, tres bares y un edificio entero colgados de la luz.

La empresa electrica realizo un megaopeativo en las inmediaciones de la plaza Arenales y cortó el servicio en 27 propiedades.

Operarios de la empresa Edesur realizaron cortes en las inmediaciones de la Plaza Arenales.

El operativo se realizo el pasado lunes contra el robo de energía en las inmediaciones de la plaza de Villa Devoto y cortaron 27 conexiones clandestinas en locales gastronómicos y edificios de categoría de la zona.

Según el comunicado de la empresa, se registraron problemas en una sucursal de la cadena Burger 54 (calle Nueva York al 4000), un complejo de 24 unidades en la misma cuadra, la parrilla Mecha Fuego Porteño y en el bar de cócteles Bronce (Mercedes al 3900).

Con respecto al Burger 54, Edesur aseguró que no utilizaba medidor desde hacía un año y medio. Una situación similar fue la de la parrilla y el bar, que estuvieron alrededor de dos años sin medidor aunque la semana pasada habían solicitado uno.

@OficialEdesur

MEGAOPERATIVO EN DEVOTO 👷‍♂️⚡️Esta mañana cortamos 27 conexiones ilegales que hurtaban energía. Una era de la cadena de hamburguesas Burger 54, una parrilla y departamentos y oficinas de categoría https://goo.gl/uYuLhX

Sobre el inmueble de departamentos y oficinas, la empresa prestadora de servicio detectó que seguían consumiendo “luz de obra”, la cual había sido instalada cuando se levantó la construcción.

“La denominada ‘luz de obra’ es una conexión legal provisoria para la realización de obras de construcción de edificios pero, una vez finalizada, debe ser suplantada por conexiones permanentes seguras, cuyo consumo sea medido por un medidor certificado”, avisó Edesur en un comunicado.

“El hurto de energía es un delito castigado por el Código Penal que pone en riesgo la vida de las personas y la estabilidad de la red”, agregó el texto oficial. Y aseveró que las personas “enganchadas” también perjudican a la calidad de conexión de sus vecinos.

En todos los casos, Edesur afirmó que los operarios labraron las actas correspondientes para recuperar lo perdido.

Tanto Edesur como Edenor vienen realizando distintos operativos para terminar con las conexiones ilegales.

En enero, Edenor había cortado el servicio y escrachado vía Twitter un local de Maru Botana en San Isidro.

Días después la compañía hizo el mismo procedimiento en un predio de Rincón de Milberg, propiedad del Club Atlético Tigre.