julio 3, 2020
  • julio 3, 2020
Lo Último

Se viene un fuerte aumento a los autos de lujo

By on diciembre 17, 2019 0 422 Views

Esto se debe al cambio introducido a los Impuestos Internos que tendrá una mayor alícuota para pagar además de alcanzar a más modelos por la baja de base imponible. Esta medida hará que los vehículos se incrementen un 54%.

En el megaproyecto de ley presentado por el Gobierno se incluye un fuerte aumento tributario a los autos de más de u$s28.000. Esto se debe al cambio introducido a los Impuestos Internos que tendrá una mayor alícuota para pagar además de alcanzar a más modelos por la baja de base imponible que la ubica en el nivel más bajo de la historia.

Tal como había adelantado Ámbito, desde fin de mes pasado -antes de la salida de las anteriores autoridades- se especulaba con este cambio debido a una sorpresiva modificación en una resolución de la AFIP publicada en su sitio oficial.

Hasta ese momento, la vigencia del esquema impositivo se extendería hasta fin de febrero pero, de manera inesperada, se acortó al 31 de diciembre.

Ese esquema establecía que sólo los vehículos de más de $1.832.000 de precio mayorista pasarían a pagan una alícuota de 20%. Esto implica un aumento de precio de 25%. Ahora, se desdobló la escala.

La alícuota del 20% se pagará desde precio mayorista de $1.300.000 ($1.560.000 al público) mientras que introduce una nueva de 35% a partir de valor, antes de impuesto de $2.400.000.

Esta hará que los vehículos se incrementen 54%, es decir vehículos de alrededor de $ 3.700.000 al público. Con la nueva base imponible, modelos como el Toyota Corolla –el que utiliza el presidente Alberto Fernández – estarán alcanzados por este tributo.

Además se modificó la forma de cálculo de actualización que antes era trimestral por inflación y ahora será por nuevo mecanismo que correrá a partir de abril. A esto se suma la suba de la tasa de estadística de 2,5% a 3%.

Ambito había anticipado que el cambio de Gobierno había puesto a los importadores de autos en estado de alerta por el temor a un aumento de la presión fiscal. Este segmento de vehículos, debido al valor de modelos, es el que más está alcanzado por los Impuestos Internos, un gravamen que apunta a productos “de lujo”.

En medio del festival de medidas para incrementar la recaudación, preocupaba en el sector que se decida un “impuestazo” para los 0 km más caros, como sucedió en los últimos años de la anterior gestión kirchnerista.

Es por eso que algunas empresas consultadas decidieron apurar la nacionalización de unidades para escapar de un nuevo “golpe” tributario. “Tratamos de nacionalizar, antes de fin de año, todas las unidades que están en el puerto para cubrirnos por cualquier cambio de reglas de juego”, señalaron en una de las principales marcas importadoras.

Los importadores de autos suelen dejar los vehículos en los depósitos aduaneros para ir nacionalizándolos en la medida en que lo requiera la demanda. Al sacarlos del puerto, se deben pagar los impuestos.

En nuestro caso, nos jugamos. Nacionalizamos una parte y dejamos un volumen muy chico en depósito para no desembolsar todo el dinero. Si no hay cambios, no tendremos problemas”, explicaron en otra empresa.

Cada marca tiene una estrategia y necesidad distinta. “Por el volumen de operaciones que tenemos, vamos nacionalizando todo a medida que llega, pero es lógico que los competidores se apuren a ingresar los autos para pagar menos”, reconocieron en otra automotriz.

Las automotrices se sorprendieron a comienzos de mes con un cambio inesperado, tal como adelantó Ambito. El plazo del esquema de Impuestos Internos que, como estaba previsto, debía regir desde el 1° de diciembre hasta el 28 de febrero se vio recortado al 31 de este mes, según apareció publicado en la resolución que figura en el sitio oficial de la AFIP.

Hasta fin de noviembre, la norma que se podía consultar por internet establecía, como estaba previsto, que las actuales condiciones tenían vigencia por tres meses y no por uno.