agosto 5, 2021
  • agosto 5, 2021
Segurola y Habana

Ciudad Enigmática: En este capítulo La Casa de Beiro

By on enero 22, 2021 0 199 Views

En el mítico barrio de Villa Devoto hay una mansión abandonada que perteneció a un dirigente clave de la UCR.

Lo raro de todo esto, es que el gobierno de la ciudad no haga nada para ponerla en valor, pareciera que solo hay un interés de dejarla caer para poder construir viviendas o algún desarrollo inmobiliario.

Lamentablemente vivimos en una época en donde la política solo es negocio, y este es uno de los ejemplos más claros, en donde nadie hace nada, pero a la hora de las elecciones, prometen mentiras con tal de conseguir votos.

La vivienda tiene vitrales de colores hermosos, paredes tapizadas con dibujos y líneas bellísimas, las puertas, ventanas y los pisos son de buena madera y la herrería forjada resulta imponente Se nota que se trataba de una vivienda que era muy importante, construida con los mejores materiales.

Pero debido al paso del tiempo y como consecuencia del abandono se encuentra destruida y muy vandalizada; Francisco Beiró nació el 19 de septiembre de 1876 en Rosario del Tala (Entre Ríos).

Se recibió de abogado, fue presidente de la Convención Nacional y del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) y Diputado nacional por ese partido entre 1918 y 1922.

También, fue ministro del interior durante los últimos meses del primer gobierno de Hipólito Yrigoyen (1916 a 1922), a quien acompañó en la forma presidencial para su segunda candidatura presidencial, aunque falleció poco antes de asumir el cargo de vicepresidente.

Sin embargo, más allá de todos sus cargos en la política nacional Beiró es muy bien recordado por haber sido el gran impulsor del progreso del barrio Villa Devoto. Entre otras cosas, logró que se empedraran algunas calles, colocando el alumbrado público.

No en vano dio el nombre a una reconocida avenida que atraviesa esa zona, la casa se encontraba rodeada de una antigua arboleda y originariamente ocupaba un cuarto de manzana

La casa se encontraba rodeada de una antigua arboleda y originariamente ocupaba un cuarto de manzana

El Doctor Francisco Beiró, que falleció a los 51 años en 1928, tenía un solo bien personal: su casa de Villa Devoto, sobre la que pesaban dos hipotecas, ubicada en la esquina de Marcos Paz y José Luis Cantilo.

A la deriva y abandonada

La casa (a la que concurrían algunos políticos importantes de la década del 20) se encontraba rodeada de una antigua arboleda y originariamente ocupaba un cuarto de manzana, hasta que los herederos de Beiró la fraccionaron en varios lotes, y actualmente se encuentra abandonada, deteriorada y vandalizada.

Bajo el seudónimo Urbex Jahman, desde hace tres años que Sebastián Núñez se dedica a explorar diferentes sitios abandonados en el AMBA con el objetivo de descubrir y mostrar estos lugares que están perdidos, como él mismo cuenta.

Gracias al Google maps, donde va marcando las locaciones posibles a visitar, y a las investigaciones que realiza por Internet, dio con la casa de Beiró y no dudó en explorarla. La última vez que lo hizo fue en febrero de 2019.

“Las visitas que hago a estos lugares no son muy agradables porque veo la desidia que día a día va destruyendo lo poco que queda, volví después de un año y vi que le faltaban muchas cosas o que la destruyeron mucho más: vitrales hermosos destrozados, la edificación histórica toda vandalizada, robada y con graffitis.

El tiempo y el clima también la van desgastando de a poco, esta casona está a la deriva y abandonada sin que nadie la ponga en valor”.

En agosto de este año el bloque de UCR-Evolución en la Legislatura Porteña presentó un proyecto que busca declarar de utilidad pública la casa con el objetivo de crear en el lugar un centro cultural

En agosto de este año el bloque de UCR-Evolución en la Legislatura Porteña presentó un proyecto que busca declarar de utilidad pública la casa con el objetivo de crear en el lugar un centro cultural

“Es lamentable el estado en el que actualmente se encuentra la antigua mansión de Francisco Beiró y esto quedó expuesto a los ojos de todo el mundo, desde hace unos meses, ya que ha comenzado a circular una serie de videos en la plataforma “YouTube” donde un grupo de jóvenes ingresa con cámaras para mostrar lo que es el interior de los inmuebles abandonados de la Ciudad.

Uno de estos videos refleja el estado actual de lo que fue la casa de Francisco Beiró. De terror. La conclusión y la síntesis de lo que muestran en dichos videos es que lo que el vecino puede ver desde la calle es mucho mejor de lo que cree, las imágenes registradas por los Youtubers ponen en relieve el calamitoso estado de abandono de un lugar tan representativo para el barrio.

Literalmente, se cae a pedazos, al punto tal de resultar irrecuperable. Un poco por el abandono, otro poco por el vandalismo, paredes pintadas con aerosol, vidrios rotos, ventanas tapiadas, basura y no dejamos de mencionar que está funcionando como refugio para personas en situación de calle”, describe el portal www.envilladevoto.com.

Núñez dice que de la casona lo sorprendió casi todo, como los lujos y los vitrales con sus bellos dibujos y el sol que los resalta. “También me llamó la atención cómo estaba edificada la construcción, lo bien distribuido y las puertas de la entrada con sus iniciales FB de Francisco Beiro”.

En los últimos tiempos hubo propuestas para expropiarla y montar un centro cultural, pero hasta el momento no hubo ninguna novedad al respecto, y, obviamente, la pandemia frenó todo tipo de avance al respecto.