Segurola y Habana

Más de 400 actividades durante las vacaciones de invierno en la Usina

By on agosto 2, 2021 0 99 Views

Estas vacaciones de invierno, Jugar la Ciudad fue el gran punto de encuentro de chicos y chicas que, junto a sus familias, disfrutaron de una amplia variedad de propuestas gratuitas organizadas por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Más de 30.000 personas disfrutaron de Jugar la Ciudad en la Usina del Arte, Museos BA, Arte en Barrios, Casco Histórico de Buenos Aires y el Cultural San Martín.

Más de 30.000 chicas, chicos y familias formaron parte de esta experiencia en la que el juego y el disfrute fueron el objetivo principal, -las actividades de la reapertura de la Usina del Arte y los Museos BA resultaron los espacios más elegidos para disfrutar estas vacaciones de invierno.

Se cumplieron todos los protocolos vigentes y los aforos máximos habilitados para cada espacio, hubo shows, talleres, literatura, música, danza, teatro, artes visuales, recreación, tecnología, cine y gastronomía en la Usina del Arte, los Museos BA, Arte en Barrios, Casco Histórico de Buenos Aires, el Cultural San Martín y diferentes plataformas virtuales y la web Vivamos Cultura.

El Juego tiene el poder de sanar, de funcionar como escudo protector que nos ampara en situaciones difíciles, que permite imaginar mundos donde todo es posible, permite incorporar conductas de cuidado, autonomía y fundamentalmente es un recurso para entusiasmarse.

Por eso, la propuesta de la Ciudad, con el asesoramiento del Ministerio Público Tutelar, planteó la programación de vacaciones en 4 grandes Patios donde en cada uno de ellos se abordaron temáticas centrales para el bienestar de los más chicos.

El Patio de los Amigos fue un espacio que invitó a jugar con otros, a compartir, a interactuar con amigos y familia. El Patio de la Creatividad fue un espacio que invitó a desplegar la imaginación, a jugar con distintos elementos y poner el cuerpo en acción.

El Patio del Futuro fue un espacio que invitó a jugar con la exploración, con la tecnología como aliada para construir un futuro reparador. Y el Patio de las Historias fue un espacio que invitó a identificar y revalorizar vivencias cotidianas y a expresarlas a través del arte.

El ministro de cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro expresó: “Estas vacaciones de invierno fueron diferentes a las que estamos acostumbrados a vivir.

Con propuestas presenciales al aire libre para todas las edades y a través de nuestra plataforma Vivamos Cultura pudimos encontrarnos con nuestros artistas favoritos. Venimos trabajando para tener una amplia oferta de actividades y de alta calidad.

Algo fundamental para poder seguir disfrutando de la cultura en la Ciudad es cumplir con todos los protocolos correspondientes y seguir cuidándonos como lo venimos haciendo. La cultura cada vez más presente en nuestra Ciudad.”

“Estas vacaciones tuvimos muchas actividades pensadas para que chicos y chicas jueguen, porque el juego es uno de los derechos de la infancia, -creemos que las chicas y los chicos sufrieron especialmente las consecuencias de la situación sanitaria y por eso trabajamos mucho para que ellos puedan empezar a sanar.

Con protocolos, aforos reducidos, logramos espacios de sociabilidad y encuentro. Desde el Gobierno de la ciudad seguimos trabajando por y para la infancia cuidando sus derechos.

Fue muy bueno ver a la Usina, los museos y muchos otros espacios culturales, con horarios y funciones agotadas”. -Vivi Cantoni, subsecretaria de gestión cultural de la ciudad.

Todas las actividades, funciones, talleres, clases y experiencias se presentaron bajo los protocolos sanitarios vigentes, tanto en espacios al aire libre como en interiores como son museos, teatros y cines.

La Usina del Arte tuvo 16 días de programación presencial y virtual con más de 290 actividades de lunes a lunes, que incluyeron sustentabilidad y reciclaje, tecnología, cosplay, stop motion, tik tok, juegos rítmicos, micro shows al aire libre, streamings en Vivamos Cultura y talleres virtuales donde se sumaron encuentros de juegos para toda la familia junto a las juegotecas de la Ciudad.

La reinauguración de iUpiiiii, el primer espacio cultural para la primera infancia de la Ciudad, fue la gran revelación que tuvo la mayoría de sus turnos con aforo completo, de lunes a lunes.

Los bebés de 0 a 3 años pudieron disfrutar de un colorido recorrido pensado para estimular la curiosidad, la sorpresa, la sensorialidad y el juego, -por otro lado, chicos y chicas de 8 a 12 pudieron disfrutar de juegos de escape con su burbuja de amigos donde descifraron acertijos y descubrieron pistas que les permitió encontrar la manera de salir de la sala.

Además, disfrutaron de shows de música y teatro en el Auditorio para los chicos de 0 a 12 años y libroteca y ludo-taller para todas las etapas de la niñez.

Los Museos BA tuvieron 12 días de programación presencial y virtual con programación de miércoles a domingo que incluyeron recorridos accesibles, juegos de construcción, instalaciones participativas, obras de teatro, shows de música y narraciones.

Dentro de las propuestas presenciales, en el Museo Sívori Mónica Casella desarrolló un espacio de arte sustentable y colectivo, -a través de una propuesta lúdica, los niños y niñas co-crearon con la artista una instalación en el jardín con distintos materiales reciclables.

En el Museo Larreta se realizó un laberinto de cajas para que los chicos jugaran, teniendo la posibilidad de entrar a las cajas donde se encontraban con frases y juegos de palabras.

La actividad estuvo acompañada de encuentros de Cuentacuentos en vivo y talleres. El Museo Fernández Blanco invitó a los chicos a que jueguen a la arquitectura y pudieran crear con su imaginación y diferentes materiales sus palacios para disfrutar con amigos.

Por otro lado, el Museo Perlotti, el Museo José Hernández, el Museo Gardel y el Museo Saavedra tuvieron sus propuestas de manera virtual.

El Casco Histórico de Buenos Aires realizó recorridos culturales, creación digital colectiva, identificación de personajes y edificios emblemáticos del área más antigua de la Ciudad.

Se recorrió el área, de manera virtual, buscando la historia en los detalles. Se identificaron objetos, disenÞos e imaìgenes ocultos en el Casco Histoìrico, a través de varias propuestas lúdicas..

Arte en Barrios tuvo 16 actividades para las edades de 4 a 12 años en 12 barrios de la Ciudad. Donde hubo jornadas de juego en Juegotecas de la Ciudad con postas de juegos al aire libre, talleres y música en vivo en el Centro Lúdico (La Pampa 750) abierto al público, y también abierto a 400 niños de jardines de infantes de Estación Buenos Aires y Nueva Pompeya.

También, se organizaron Salidas culturales: 500 alumnos del programa y chicos que asistieron a comedores disfrutaron las actividades y shows en los jardines de los Museos BA y en la Usina del Arte.

Por último, Festivales BA presentó una variada programación en los Museos de la Ciudad de Buenos Aires. Emergentito, la cápsula de programación para los más chicos del Festival Ciudad Emergente, estuvo presente en el Museo Sívori: Veni a Rockearla: Tres shows donde quienes asistieron dejaron de ser espectadores para ser protagonistas y terminaron bailando, cantando y disfrutando un momento en familia único, de la mano de Rayos y centellas, Había una vez Rock y Mecache rock.

De manera amena y lúdica se buscó despertar la nueva generación del rock.

Además, hubo propuestas presentadas por Emergentito: Artie-rockers donde quienes asistieron podían customizar sus prendas favoritas y convertirse en estrellas de rock, Foodie-rockers donde decoraron galletitas rockeras y armaron las más ricas trufas y Techno-rockers donde jugaron y compusieron música en formato digital siendo los mejores Djs.

Las tres propuestas contaron con la presencia de Corina González Tejedor, periodista experta en música, quien durante la experiencia les relato diferentes anécdotas, historias y datos de color de la historia del rock argentino de manera lúdica y didáctica, vinculando con la temática que cada taller proponía: la moda, la gastronomía y el vínculo del rock con la música electrónica.

Buenos Aires Jazz también estuvo presente con dos propuestas: Mini-luthiers donde se realizaron instrumentos con elementos reciclados y dos funciones interactivas de Jazz&Jam, de la mano de París Jazz Club. Tango BA se hizo present con dos talleres: Rapeate un tango (partiendo de letras de tangos clásicos los chicos improvisaron y armaron raps de forma colectiva, una manera lúdica de conocer el clásico género musical porteño en fusión con el actual furor de la música urbana) y Nosotrxs fileteamos, que fue un taller de dibujo bajo la técnica de fileteado. Danza BA y Emergentito presentó diferentes propuestas para mover el cuerpo: Tik tokers en acción donde se realizaron los mejores videos bailando para tu red social favorita,

Mis coreos favoritas recrearon videoclips que hoy están de moda y ¡A todo ritmo! #ATR para bailar al ritmo de estilos urbanos.

Mediante una acción público-privada con el Alto Palermo se presentó Emergentito: un espacio para que chicos y padres se acercaran a disfrutar durante todos los días de estas vacaciones de invierno.

Tres experiencias interactivas y grupales donde los chicos pudieron rockearla desde la cúpula del shopping más visitado de la Ciudad. Pudieron escuchar la música que les gusta y participaron de talleres de customizado de prendas, realizaron fanzines rockeros y tocaron sus instrumentos favoritos.

FIBITA se presentó en La Usina del Arte con funciones de las obras SUEÑO y MABEL, inspiradas en obras de Shakespeare, ambas con dirección de Emiliano Dionisi, director de la Compañía Criolla.