Segurola y Habana

8 formas de detectar a un mitómano y/o mentiroso compulsivo

By on marzo 22, 2022 0 337 Views

Todos sabemos que mentir es algo normal en ser humano, pero hay personas que ya abusan y lo usan para vivir en un mundo de mentiras que los lleva obviamente a tener una realidad distinta de la real para sentirse un poco mejor.

¿Mentir compulsivamente es una enfermedad?

Ciertamente el problema, puede asomarse cuando usamos la mentira como una herramienta para afrontar la realidad, la tomamos como si fuera un recurso más para mantener nuestro ego a salvo y para manejar y relacionarnos en diferentes situaciones.

Esta actitud suele producir malestar en las personas con las que se relaciona la persona mitómana.

Tabla de contenidos

¿Qué es la mitomanía?
8 claves para identificar a un mitómano

1. Narcisismo
2. Baja autoestima
3. Grandilocuencia
4. Recurrencia
5. Falta de objetivo
6. Fantasía
7. Seductores
8. Defensivos ante la confrontación

¿Qué es la mitomanía?

La mitomanía es un trastorno psicológico por el que la persona está constantemente diciendo mentiras sobre todo lo relacionado con su vida para obtener la atención deseada.

A través de la mentira puede sentir que es admirado o que consigue la atención de las personas que quiere.

Así descrito, puede parecer que todas las personas pueden tener cierto grado de mitomanía, ya que todos nosotros en algunos momentos hemos modificado una historia para hacerla más emocionante.

La diferencia más importante con un mitómano, es que éste usa la mentira constantemente en su día a día, de hecho, se la ha llegado a tratar como un tipo de adicción, estas personas han incorporado la mentira a su vida, como un mecanismo más de afrontamiento.

Para estas personas no supone un problema, ya que es parte de su vida y de su forma de relacionarse, el problema lo sufren las personas que se relacionan con ellos.

Son éstas personas las que más sufren porque saben que el mentiroso compulsivo está mintiendo y la consecuencia es que dejan de confiar en la persona o no cuentan con ella para nada importante ya que saben que no pueden confiar en esa persona.

8 claves para identificar a un mitómano

A continuación os indicamos 8 claves que pueden ayudarte a identificar a una persona con mitomanía. De tal manera, que puedas poner en marcha tus recursos para poder afrontar esa situación.

1. Narcisismo
Suelen ser personas que constantemente alardean de sí mismos. Si te están contando algún suceso, ellos siempre quedarán como héroes o como víctimas, nunca se van a hacer ellos mismos responsables de lo que haya podido pasar en esa situación.

Este narcisismo sólo es una fachada para tapar todas sus inseguridades, es un personaje que los mitómanos cogen ya que les hace sentirse más seguros.

Desde este personaje construyen esas historias tan atractivas que cuando los conocen suelen parecer
personas muy interesantes.

2. Baja autoestima

El hábito de mentir es una técnica de afrontamiento para encubrir una visión negativa de ellos mismos, es por esto, que estas personas usan la mentira para conseguir admiración, atención y halagos del resto.

Lo que se esconde detrás de todas esas mentiras, es una persona con una o varias heridas emocionales que no ha podido o sabido manejar. Generalmente la mitomanía es un síntoma englobado dentro de una psicopatología, como puede ser trastorno límite de personalidad, o algún tipo de adicción.

3. Grandilocuencia

Esta es una característica que puedes identificar fácilmente, una persona con mitomanía, todo lo que cuenta es interesante, el tipo de discurso que desarrolla es muy emocionante y exagerado, para generar en el otro el nivel de expectación y admiración que estas personas buscan.

El problema de esto es que como cuentan tantos detalles e historias, es fácil que tengan inconsistencias en el discurso y que a la persona que se lo está contando no le cuadre.

4. Recurrencia
Una de las principales características de personas con mitomanía, es que la mentira no es algo puntual para conseguir algo. Sino que la mentira es su forma de relacionarse con el mundo.

Constantemente en su diálogo usan la mentira para relacionarse. Por lo que te puede servir de ayuda, si conoces a alguien al que le has pillado varias veces en una mentira, sabes que puedes estar ante un mitómano.

Cuando te vas dando cuenta de ello, lo más probable es que tu relación cambie con esta persona, y se dé cuenta de que pasa algo.

Aquí es donde viene el sufrimiento tanto del mentiroso compulsivo como de la persona a la que no para de mentir.

5. Falta de objetivo

La principal diferencia que te puede ayudar a distinguir a un mitómano de una persona mentirosa, es que esta última, miente para conseguir o evitar algo.

El mitómano por el contrario, miente no para conseguir algo de los demás sino porque es su forma de relación. Siente la necesidad de mentir para poder relacionarse con las otras personas.

Además el mitómano a diferencia de una persona mentirosa, se cree sus propias mentiras, tiene construido todo un mundo de fantasía, que probablemente es lo que le hubiera gustado que sucediera, en lugar de lo que sucedió.

6. Fantasía

En relación a esto que hablaba en el punto anterior, el mitómano es como si se hubiera quedado en una etapa del desarrollo infantil, en la infancia creamos nuestro mundo de fantasía y esto es normal, imaginamos e inventamos cosas para aprender y desarrollarnos.

La persona con mitomanía le sucede esto mismo, prefiere quedarse en el mundo que ha creado de mentiras, en lugar de aceptar su propia realidad.

Es por esto que mencionaba antes que la mitomanía suele ser consecuencia de un trastorno más general.

Por ello es importante, que las personas que están alrededor de la persona con mitomanía, no la culpen de sus mentiras, porque lo que hay detrás de ello es un dolor emocional muy grande que no pueden sostener, y la forma que han encontrado ha sido la mentira.

7. Seductores

Otro dato que nos puede ayudar a identificar a una persona mitómana, es que suelen ser personas seductoras.

La forma de contar sus historias, la forma de relacionarse contigo, será desde el humor, el “tonteo” y esto les ayuda a conseguir sentirse atractivas y atrayentes para los otros.

Es como si te estuvieras relacionando con un personaje de teatro que está interpretando un papel, bajo este papel debe mantenerte interesado en lo que está haciendo, a través de chistes o de detalles muy exagerados y emocionantes.

8. Defensivos ante la confrontación

Según todo lo dicho anteriormente, es importante saber que si a un mitómano le confrontas con la realidad, va a reaccionar de forma agresiva.

Va a tratar de buscar maneras para compensar la mentira, esto se debe a que al ser su mundo, si tú lo destruyes ya no saben qué hacer.

Por esto es importante que si eres una persona cercana a un mitómano, le confrontes o bien con sutileza o bien le animes a que vaya a ver a un profesional, para que poco a poco vaya pudiendo trabajar el para qué de esas mentiras.