Segurola y Habana

Recuperaron un libro buscado por el gobierno peruano

By on abril 12, 2022 0 125 Views

La Policía recuperó el libro “El Sol y Año Feliz del Perú”, una obra del autor Rodrigo Guillén de 1735 que se hallaba en poder de un anticuario y era buscado por el gobierno peruano, -en el mismo procedimiento fueron recuperados documentos históricos de Argentina, Perú, México, Italia y Francia, todos ejemplares que gozan de un carácter invaluable por su riqueza histórica.

El caso nació a raíz de una alerta irradiada por el Ministerio de Cultura de la Nación debido a la sustracción de bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural de la República del Perú, el Juzgado Nacional en lo Penal Económico Número 8, a cargo del doctor Gustavo Meirovich ordenó a la División Lavado de Activos y Delitos Aduaneros de la Policía de la Ciudad una serie de tareas investigativas para dar con el libro.

Los investigadores dieron con una publicación en una web de venta de libros nuevos y usados y se ofrecía a mas de 3 mil euros, el vendedor lo ofrecía como un libro antiguo en excelente estado con características de época y lo reseñaba como “uno de los escasos y grandes libros de fiestas americanos, cuyo autor, el franciscano fray Pedro Rodríguez Guillén, describe minuciosamente los pomposos festejos realizados en Lima con motivo de la canonización de San Francisco Solano”.

Con esta información se coordinó con la autorización del magistrado, tomar contacto con el vendedor para ver la veracidad del ejemplar. Al corroborar que se trataba del patrimonio robado, el Juzgado ordenó un allanamiento en el domicilio del barrio de Recoleta.

En el allanamiento realizado por la División Lavado de Activos y Delitos Aduaneros de la Policía de la Ciudad con la colaboración de la División Prohibiciones No Económicas y Fraude Marcario de la Dirección General de Aduanas se logró la recuperación del ejemplar buscado y además hallaron una gran cantidad de libros, manuscritos que datan del Siglo XVI, todos de procedencia de Perú, Francia, España, México y la Argentina.

Por esta razón, el magistrado dispuso extender el procedimiento ordenando la clausura del lugar y secuestrar todos los materiales encontrados: 109 documentos históricos de Argentina, 72 libros y 42 manuscritos de Perú, México, Italia y Francia.