septiembre 15, 2019
  • septiembre 15, 2019
Lo Último
  • Home
  • Villa Devoto
  • Encontraron a la feminista que iba rumbo a Villa Devoto y desapareció

Encontraron a la feminista que iba rumbo a Villa Devoto y desapareció

By on julio 27, 2017 0 69 Views

La mujer era buscada desde el pasado viernes, su ex marido la amenazaba desde la cárcel.

La militante feminista Fernanda Chacón, y víctima de violencia de género, era buscada intensamente desde el viernes.

Allegados confirmaron que se comunicó telefónicamente, pero no dieron precisiones de en qué estado se encuentra.

En la primera marcha de Ni Una Menos, en 2015, Fernanda contó su calvario.

En los tres años anteriores había recibido múltiples agresiones por parte de su ex marido y tras un largo derrotero judicial, logró que en 2014 fuera a prisión imputado por nueve delitos.

A Fernanda la habían visto por última vez el viernes pasado, por las 14 horas, estaba en La Paternal, subiendo a un colectivo de la línea 146 rumbo a Villa Devoto.

La familia hizo una denuncia el domingo en la Comisaría N° 29 y temían por su vida.

Un amigo de la mujer confirmó a los medios que Fernanda se comunicó el pasado martes con esa comisaría, pero no dio detalles de dónde ni en qué estado de salud se encuentra, ni de qué sucedió en los cuatro días en los que no se supo nada de ella.

En una nota para un reconocido medio, contó en primera persona, en el marco de la primera movilización #Niunamenos) el calvario que estaba sufriendo. A Daniel Alberto Castro lo conoció en agosto de 2010.

Luego quedó embarazada y se casaron. «El primer hecho violento se produjo en febrero de 2012, cuando por negarme a tener relaciones sexuales, él le puso un cuchillo en el cuello a nuestra hija», relató Fernanda.

Se fue de la casa, pero volvió por sus hijos, que son tres en total, una nena en común con su ex marido.

Al año siguiente tuvieron una discusión en la que Castro le propinó una serie de golpes y empujones, que le provocaron una fisura de costilla.

Al otro día, la mujer hizo la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica y se dispuso una medida cautelar. Pero su ex volvió a la casa, una y otra vez.

Aparecía y me seguía por todos lados, contó en aquella nota. En 2014 le dictaron la prisión preventiva, desde la cárcel, el hombre la siguió llamando para insultarla y amenazarla.

A pesar de que Castro estaba en prisión, Fernanda no se sentía a salvo. Alertaba que mis hijos y yo vivimos en peligro inminente y nadie nos escucha.

Usó todos los recursos posibles para que la ayudaran. Incluso, en marzo de 2016, abrió una petición en Change.org con el objetivo de juntar firmas para que su ex no le concedieran la libertad condicional.

En un comunicado difundido por compañeras de militancia de Fernanda, se advierte que en el último tiempo «fue hostigada y amenazada por redes sociales».

Y agregan que «si bien su marido fue encarcelado, no se tiene información sobre si se le otorgaron salidas transitorias».

Como militante feminista, Fernanda acompañó la causa de Araceli Fulles y participó en las marchas del «Ni una menos».

Close