Un vecino denuncia al Lavadero de Beiro y Allende

Devotohoy recibió en el día de hoy, una denuncia por un episodio que ocurrio el pasado sábado luego de ir a lavar el auto al lavadero ubicado en la esquina de Beiro y Allende, barrio de Villa Devoto.

Según nos comento el damnificado, el hijo fue a lavar el auto, y cuando salio se dio cuenta que tenia el parabrisas roto, ya en otro momento habían tenido un problema por un faltante de un par de anteojos, pero todo había quedado en la nada, pensando que se lo habían olvidado en otro lugar.

Al ver que tenia el parabrisas rajado, volvió al lavadero de Beiro y Allende a efectuar el reclamo, pero las personas a cargo le dijeron que vuelva el domingo para poder ver el tema.

El día domingo volvió al lavadero, pero lo atendieron dos personas de mala forma, canchereando y buscando la agresión del cliente, para salir beneficiados de la situación.

El cliente no pudo arreglar nada con la gente el lavadero, y no le quedo otra que ir a Rodolfo Cristales y comprar el parabrisas nuevos, el cual le salio $ 4360.-

Vecino:

El dueño anterior era un caballero, un español, que trataba bien a la gente, y trabajaban como corresponde.

Estos nuevos dueños, aparte de tener una pésima atención, no tratan con respeto a los clientes y tampoco se hacen cargo de nada.