Una Vergüenza, 1700 Empleados en una Biblioteca

Cuando el presidente dice que hay gastos innecesarios, justamente podríamos apuntar a puestos en el estado publico sobrepoblados, donde no hacen falta.

En el CCK, donde trazó las líneas directrices de la segunda etapa de su mandato, mencionó un ejemplo que lo tiene impactado: el de la Biblioteca del Congreso.

Tiene más empleados que las bibliotecas más grandes del mundo, En los últimos años pasó de menos de 500 a más de 1700 empleados, se escandalizó.

Aparentemente el exceso de empleados en los últimos años, que podríamos llamar ñoquis, tallarines y también ravioles, es escandaloso.

El presupuesto de esta Biblioteca, duplica al de la Biblioteca Nacional, una de las más importantes de América Latina.

Cuenta con 38 empleados, según consta en el proyecto de presupuesto 2018, La del Congreso, en tanto, lo supera en 42 veces: en la actualidad tiene una dotación de 1613 empleados.

El proyecto de ley de presupuesto 2018, que presentó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , en setiembre pasado, no deja mentir: la Biblioteca del Congreso, por caso, se llevará una partida de 1959 millones de pesos; un 60 por ciento más respecto del presupuesto comprometido de este año.

60% de aumento. Semejante suba se explica por otra suba, la de personal: cuando asumió el gobierno de Cambiemos, la dotación de esta biblioteca era de 1613 empleados.

Para 2018 están previstos 1726 agentes, Es decir que, de aprobarse el presupuesto que envió este gobierno, en un año se aumentará el plantel en 100 nuevos empleados.

¿Cuánto dinero se destinará, en cambio, a la Biblioteca Nacional? Migajas, en comparación con la del Congreso: 552 millones de pesos para todo el año.

La pregunta del millón es: ¿cómo un gobierno que proclama la reducción del gasto público innecesario admite este tipo de desequilibrios presupuestarios?

La respuesta estaría en la falta de control: todas las carteras deben, al promediar el año, elevar al Ministerio de Hacienda sus proyecciones de gastos para el siguiente ejercicio.

Con estos datos, la cartera económica elabora el proyecto de ley de presupuesto correspondiente, evidentemente el Congreso tuvo suerte y le aceptaron todas sus propuestas.

De otra manera no se podría entender, por ejemplo, las partidas millonarias que se les continúan destinando a comisiones bicamerales que prácticamente no funcionan.

Son los casos de la Bicameral de Control sobre el Funcionamiento de Organismos de Inteligencia, con 26 millones de pesos, o la de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, con 10,8 millones, que va de la mano del Defensor del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, con otros 137,6 millones de pesos anuales.

Mauricio Macri también mencionó, escandalizado, lo que sucede en algunas legislaturas provinciales.

Hay legisladores que arman kioscos para sus amigos de la política, hay casos de legisladores que tienen más de 80 empleados, advirtió.

Es verdad que el gasto de algunas legislaturas provinciales –empezando por la bonaerense llegó a los límites del descaro.

Por caso, el Senado de la Nación, que comanda la vicepresidenta Gabriela Michetti, subirá la dotación de personal a 6220 agentes el año próximo. Así lo anticipa el proyecto de ley de presupuesto de 2018.

El bloque que más personal permanente y contratado posee no es, paradójicamente, el más numeroso: es la UCR, con sólo 8 senadores propios.