Turquía recibió luz verde de Rusia, Estados Unidos y del régimen sirio

Melike Yasar es representante del Movimiento de Mujeres de Kurdistán en América Latina, oriunda del sur de Turquía, cerca de la frontera con Siria en la región de Jarabulus.

La activista dialogó con la agencia Prensa Armenia sobre la situación en la región de Afrin, luego del ataque de Turquía a la ciudad, que comenzó con un bombardeo aéreo el 20 de enero.

Según el Centro de Información de la Resistencia de Afrin, al 14 de febrero hubo 180 civiles muertos incluyendo a niños y ancianos y 413 heridos.

Un total de 98 combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), compuestas principalmente por milicias de las Unidades de Protección Popular (YPG).

Yasar llegó a Argentina hace tres años para “dar a conocer la lucha del pueblo kurdo”. “No solo la lucha armada, sino dar a conocer a un pueblo que en el siglo XXI todavía no tiene un reconocimiento”.

Además de transmitir la experiencia de las mujeres del Kurdistán, que combaten en Siria contra el Estado Islámico y, a la vez, constituyen un ejemplo de la lucha feminista contra la sociedad patriarcal, Yasar toma las experiencias de otros movimientos a lo largo del mundo.

La ideología del movimiento se basa en el confederalismo democrático, un manifiesto del líder kurdo Abdullah Öcalan de 2005​ que busca formar sociedades democráticas, ecológicas y feministas en Medio Oriente sin modificar las fronteras territoriales actuales, pero teniendo como eje político y organizativo la creación de consejos y asambleas que tomen decisiones autónomas y colectivas por sobre la noción de los estados nación.

Los distintos cantones de la región de Rojava son Cizîr, Kobane, que se hizo mundialmente conocida tras la victoria kurda sobre el Estado Islámico en 2015, y Afrin.

“Hay un bloqueo alrededor de Rojava. No puede entrar ayuda humanitaria.

Pero la gente no tiene hambre, la educación sigue, la construcción sigue… es una alternativa. No hay un estado, hay comunas y asambleas populares”.

Según Yasar, la unión de los distintos cantones fue la que provocó el ataque de Turquía ya que las zonas de mayoría kurda forman un cordón al norte de Siria que limita con la frontera de Turquía. “Turquía lo ve como una amenaza, pero no lo es. Argumentan que los kurdos están intentando crear un estado independiente kurdo en Siria”.

Mapa del Centro de

Información de la Resistencia de Afrin

¿Cuáles son los intereses de los distintos actores? Actualmente, hay cuatro potencias en disputa: Siria, Estados Unidos, Rusia y Turquía. “Turquía recibió luz verde de Rusia, Estados Unidos y del régimen sirio para atacar Afrin. Estas fuerzas tienen sus intereses en la región.

Yo pienso que Rusia quiere entregar Afrin al régimen sirio porque los kurdos insisten en su proyecto, en el confederalismo democrático. La lucha contra el Estado Islámico, con la coalición con Estados Unidos, fue solo contra el Estado Islámico, ideológicamente no hay un acuerdo en conjunto”.

Con indignación, Yasar relata: “Uno de los grupos que apoya a Turquía es el Ejército Libre Sirio. Muchos de ellos son de al-Nusra, al-Qaeda o ISIS.

La mentalidad es la misma. Violan civiles, les cortan las cabezas… publicaron un video de una combatiente a la que le cortaron las tetas…”.

El episodio al que hace referencia ocurrió a principios de febrero en el norte de Afrin. Una combatiente del YPJ, el brazo femenino del YPG, las fuerzas armadas de Rojava, fue mutilada por las fuerzas que apoyan al ejército turco.

Los combatientes publicaron el video que rápidamente se viralizó.

El argumento de Turquía para atacar la ciudad siria fue el combate contra el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), organización considerada terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea. “El PKK no está en Rojava.

El PKK está en los Montes Qandil. El PKK tiene fuerzas en Irán, Irak, Siria y Turquía y tiene una política contra estos cuatro estados naciones, pero no es la fuerza que maneja Rojava.

En Rojava hablamos del PYD (Partido de Unión Democrática), que es solo un partido dentro de la Federación Democrática del Norte de Siria (DFNS). Erdogan piensa que los kurdos de esa región son todos del PKK, solo porque los kurdos toman la ideología de Öcalan, quien fue presidente del PKK.

Hay distintos movimientos de mujeres y partidos políticos en Kurdistán que no son del PKK pero toman la ideología del confederalismo democrático”.

Además, Yasar explica que Afrin era uno de los lugares más seguros de Siria, donde llegaban refugiados sirios de todo el país.

Pero ahora, el ejército turco “bombardeó el campo de refugiados” “El objetivo de los bombardeos era que los civiles salgan y que el ejército turco pudiera entrar. Pero los civiles no se fueron. Al contrario, no esperaban tanta resistencia”.