Estamos todos bien, dijo el vocero presidencial al llegar a Buenos Aires

Iván Pavlovsky destacó el buen estado de salud de los hombres que quedaron varados más de diez horas en la montaña de Catamarca por un aterrizaje imprevisto.

La comitiva llegó a Buenos Aires desde Santiago del Estero.

El vocero presidencial Iván Pavlovsky aseguró que “a pesar de que fue una noche muy fría, todos los tripulantes estamos muy bien”, al arribar al aeroparque metropolitano de Buenos Aires tras haber pasado la noche en una zona montañosa de Andalgalá, Catamarca, luego de que el helicóptero que trasladaba a varios funcionarios tuvo que descender ayer por las bajas temperaturas.

“Estamos todos muy bien. Por suerte, salió todo bien a pesar de la noche muy fría y que no teníamos ni alimentos, ni agua, ni vestimenta porque las valijas iban en el vuelo del Presidente (Mauricio) Macri”, afirmó Pavlovsky ante los medios luego de superar la compleja situación que los mantuvo más de doce horas en la montaña tras un aterrizaje preventivo del helicóptero que trasladaba a la comitiva presidencial desde la ciudad salteña de Cachi a Las Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero.

Sobre el aterrizaje imprevisto, Pavlovsky relató: “Estábamos viajando de Cachi a Termas, en el helicóptero de la Fuerza Aérea.

Cuando el capitán intenta bajar en Termas se encuentra con que había una capa de nieve y no podía aterrizar; intentamos desviarnos al aeropuerto de Santiago, tampoco pudimos entrar y ya cuando estábamos con combustible escaso tomó la decisión y acertádamente de volver a la montaña que habíamos pasado los cerros del Aconquija y buscar un claro para aterrizar”.

“Eso habrá sido alrededor de las 18 horas (de ayer)”, calculó.

Además, resaltó la solidaridad que prevaleció en el grupo y destacó el desempeño de los rescatistas.