Detienen a ladrones de cerveza en el barrio de Villa Devoto

El intento de robo ocurrió, en el barrio de Villa Devoto. Los delincuentes se treparon por una reja para robar bebidas alcohólicas de un supermercado que estaba cerrado.

Fue cuando Personal de la Comisaría Vecinal 11 B que se encontraba en tareas de despliegue territorial fue alertado por un vecino sobre un robo en un supermercado ubicado en la calle Tinogasta al 3900.

Los efectivos policiales, se dirigieron al lugar y observaron a dos hombres que trepados por la reja del comercio cerrado estaban extrayendo bebidas alcohólicas.

Pero el rápido accionar policial permitió detener a los dos sujetos y, con la presencia de dos testigos, los requisaron y encontraron en su poder 10 botellas de cerveza.

Al consultar con el magistrado a cargo del caso se dispuso el traslado de los imputados, ambos argentinos de 44 y 23 años, a la dependencia de la Comisaría Vecinal 11 B por tentativa de hurto agravado por escalamiento.

Historia de la Birra

La cerveza, más conocida como birrita en argentina, es considerada en algunas culturas como bebida social. Su expansión mundial a comienzos del siglo xx es un ejemplo de alimento industrializado.

El pan y la cerveza eran considerados alimentos básicos en las dietas de algunas culturas. Bier und Rettich (1898). Óleo de Albert Anker (Kunstmuseum Bern).

La evolución de la cerveza desde la antigüedad se debe a los grandes avances en la investigación en la ciencia de la microbiología a finales del siglo xix.

La historia de la cerveza es la descripción cronológica, desde su origen, de la evolución de una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad.1​ Se produce la cerveza mediante la fermentación alcohólica de los cereales ayudada por la acción de diversas levaduras.

Los ingredientes básicos que intervienen en la elaboración de esa bebida son: el agua, los cereales (generalmente malta de cebada o trigo), las levaduras y (recientemente en su historia) el lúpulo (Humulus lupulus L.).

La combinación de la calidad, cantidad y especie de cada uno de estos ingredientes produce una gran variedad de tipos de cerveza.

A través de su evolución, dependiendo de la época que se trate, la región y de la cultura, se ha considerado una bebida bien de carácter social, con cualidades refrescantes, o con características nutritivas.

Las primeras cervezas eran de tipo ale, es decir, de fermentación a temperatura ambiente causada por la levadura Saccharomyces cerevisiae (sin empleo de lúpulo), responsable igualmente de las fermentaciones del pan y el vino.

Posteriormente, ya en el siglo xv se comienza a fermentar en la zona baja de las cubas.

El efecto de una nueva levadura (Saccharomyces pastorianus) necesita menores temperaturas y se busca de forma natural en el fondo de cuevas: surge así la cerveza tipo lager.

En el mismo siglo se incluye el lúpulo en algunas de las cervezas.

Su popularidad y agradable sabor hace que esta nueva cerveza (lager), esté en oposición con la clásica (ale).

Su producción necesitará el advenimiento de las máquinas de vapor y la introducción de los sistemas de refrigeración fundamentados en los compresores.

Uno de los hitos importantes en la fabricación de cerveza fue el inicio de la capacidad de cultivar las levaduras fermentativas, este hito fue alcanzado en las primeras décadas del siglo xx.

Anteriormente a estas fechas, el mosto de la cerveza se inoculaba con las fermentaciones precedentes, siendo el proceso poco eficiente e impredecible.

En 1883 el micólogo danés Emil Christian Hansen, de los laboratorios de Carlsberg, ideó un método para emplear cultivos unicelulares en la producción de levaduras.

La utilización de cultivos puros de levaduras se adoptó de inmediato en todo el mundo. Primero en las cervezas de tipo lager y posteriormente en las ale.

La investigación en el terreno de la microbiología aplicada a los mecanismos de las levaduras permitió la aparición de nuevos tipos de cervezas desconocidos hasta la fecha.

Las cervezas tipo lager (concretamente las pale lager) suponen, a comienzos del siglo xxi, casi un 90 % de la producción mundial.

Durante la Revolución Industrial la producción de cerveza tuvo que pasar de ser artesanal, y orientada exclusivamente al consumo doméstico, a ser producida a escala industrial y orientada a las masas.

A este incremento de la producción mundial contribuyeron, por una parte, las mejoras tecnológicas aplicadas a la industria y el aumento en el conocimiento de los procesos microbiológicos existentes en la producción de la cerveza y, por otra, la constante urbanización de las clases sociales.

En el siglo xx la producción cervecera mundial se encontraba en manos de compañías multinacionales (algunas como Anheuser-Busch InBev) y varios miles de pequeños productores, que van desde los denominados brewpubs hasta cerveceras regionales (aludiendo al término terroir).

La cerveza se consume en cientos de variedades en locales hosteleros como: bares, tabernas, pubs, biergartens y festivales especiales, así como celebraciones diversas a lo largo del mundo.

Una de las últimas innovaciones del siglo xxi l son las microcervecerías.