Segurola y Habana

Detienen a un dealer con LSD en el barrio de barracas

By on enero 22, 2021 0 376 Views

En el marco de un control de seguridad, la Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas en el barrio de Barracas a un hombre que tenía en su poder LSD y marihuana fraccionada para la venta.

Personal del Departamento Motorizada División Servicios Especiales de Tránsito de la Policía de la Ciudad, que se encontraba recorriendo el barrio de Barracas, observó a dos personas que al notar la presencia de los efectivos intentaron darse a la fuga en la intersección de la avenida Vélez Sarsfield y Olavarría.

Ante esta situación, los oficiales los demoraron y, con la presencia de dos testigos, los requisaron encontrando en poder de uno de ellos 42 cuadraditos de droga sintética LSD y un envoltorio de marihuana.

Al consultar con la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 34, a cargo del doctor Bellavigna, se dispuso la detención del imputado que tenía en su poder los estupefacientes, un hombre de nacionalidad argentina de 21 años, y su traslado a la Alcaidía de la Comisaría Vecinal 4 D de la Policía de la Ciudad por infracción a la Ley 23.737 de drogas. En cuanto al segundo demorado, se determinó la soltura en el lugar.

¿Qué es el LSD?

Las drogas alucinógenas cambian la forma en que experimentas el mundo que te rodea, el LSD es inodoro, incoloro e insípido.

Se puede dividir en cuadraditos de papel que sus usuarios chupan o se tragan.

También se puede llamar

Ácido, bicho, sello, ajo, barman, terrón de azúcar, Lucy en el cielo con diamantes (de la canción de los Beatles: Lucy in Sky with Diamonds”), micro-punto, papel, “tripi”, Superman, soles y zen.

Cómo se utiliza

El LSD se encuentra sobre papel, se consume chupándolo o tragándoselo, y, cuando se presenta en forma de cápsula o de líquido, también se traga.

Qué efectos puede tener esta droga

Cuando una persona utiliza LSD, se altera su sentido del espacio, de la distancia y del tiempo, la gente dice que “oye” colores y/o que “ve” sonidos, pero sus efectos son impredecibles.

Cuando tienes un “viaje” al tomarte un ácido, no podrás salir de él hasta que la droga deje de desempeñar su función dentro de ti, ¡al cabo de aproximadamente 12 horas.

Las sensaciones extrañas y las emociones fuertes son típicas de este tipo de viajes, el LSD puede provocar “viajes muy desagradables”, donde sus usuarios sienten pánico, confusión, tristeza y ven imágenes terroríficas.

Puede haber reacciones negativas incluso después del primer viaje, en estos casos, el usuario tendrá flashbacks o “recuerdos recurrentes”, donde re-experimentará las sensaciones desagradables del mal viaje incluso después de que la droga haya dejado de hacer efecto.

El LSD puede alterar la capacidad de discernir del usuario y afectar su comportamiento, llegando, incluso, a perder todo control sobre sus actos.

Los usuarios de LSD se pueden encontrar a sí mismos en situaciones peligrosas.

Entre los cambios físicos del LSD, se incluyen la dilatación de las pupilas, el incremento de la tensión arterial y de la velocidad con que late del corazón (o frecuencia cardíaca), los temblores, los espasmos, los sudores, el insomnio y la pérdida del apetito.